domingo, 29 de noviembre de 2009

Pisa y Venecia


Va una ilustración inspirada en un bellísimo y absurdo texto de Thomas Bernhard, publicada en el semanario de cultura "Ñ" de Buenos Aires, espacio donde semanalmente pueden encontrarse textos breves y poesías acompañados de mis ilustraciones.

Los alcaldes de Pisa y Venecia se pusieron de acuerdo para contrariar de súbito a los visitantes de sus ciudades, que durante siglos se han sentido por igual encantados, tanto de Pisa como de Venecia, haciendo trasladar y erigir, en secreto y de la noche a la mañana, la Torre de Pisa en Venecia y el Campanile de venecia en Pisa. Sin embargo no pudieron mantener secreto su propósito y, la noche misma en que querían trasladar la Torre de Pisa a Venecia y el Campanile de Venecia a Pisa, fueron internados en un manicomio, como es natural el alcalde de Pisa en el manicomio de Pisa y el alcalde de Venecia en el manicomio de Venecia. Las autoridades supieron llevar el asunto con toda discreción.

2 comentarios:

  1. Ahora parece que sí puedo dejar mensajes, Diego. Cambié de navegador y listo el pollo.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario.